. .

ROMPIENDO TÓPICOS: "PONER PUERTAS AL MONTE"

Durante estas fiestas, algunos vecinos me han preguntado (y alguno también increpado, claro, a través de redes sociales) por el reciente vallado de la cara oeste de “La Ladera y Picazos”.



En primer lugar, decir que eso me hace darme cuenta de que quienes me lo preguntan no son conocedores de que la propia normativa de protección del PRCAM es en sí misma una valla, aunque no sea física, como explico aquí: Hoyo de Manzanares, declarado Parque Regional.

Pero volvamos al asunto.

Parto de la base de que se trata de una finca privada y que pedir explicaciones a alguien de por qué cierra una finca privada parece en principio tan raro como que ese propietario le responda.

Pero como puedo ponerme en el lugar de algunas de esas personas (aunque dudo que en general muchos de ellos se preocupen por ponerse en el nuestro), no he tenido ningún inconveniente en responder a sus preguntas.

Sinceramente, y teniendo en cuenta que además de una finca privada se trata de un Espacio Natural Protegido, me sorprende que a alguien pueda a estas alturas sorprender que finalmente no haya habido más remedio que vallar también esa zona, igual que al final pasará con el resto.

Llevamos años denunciando públicamente y ante las autoridades locales y regionales el abuso de mucha gente, incluidas muchas empresas de todo tipo y algunos empresarios locales, y ésta es la consecuencia lógica e inevitable. Trochas abiertas o/y señalizadas ilegalmente, difusión de las mismas por internet para agravar el perjuicio causado y de paso hacer negocio, autobuses de senderistas introducidos en la finca por empresas especializadas (que les cobran por ello, claro), carreras de montaña u orientación ilegales, interferencias con las actividades no sólo de los propietarios sino de quienes arrendan la finca o pretenden ponerla en valor de una forma respetuosa y responsable, violación generalizada de la normativa de protección por excursionistas no autorizados, riesgo para las personas, riesgo de incendios

Al final la Propiedad, con la colaboración del Parque Regional (pues se trata de una Reserva Natural cuya adecuada conservación y cumplimiento de la normativa ambiental también a ella afecta) ha vallado y reforzado la señalización de esa parte de la finca, no sólo con carteles de Propiedad Privada y Coto Privado de Caza, sino con cartelería aportada por el propio Parque Regional. Por desgracia, de nada sirve pasarte años denunciando, informando, dialogando, concienciando; la triste realidad es que donde no hay respeto, solo sirven las vallas.

 Por supuesto, las romperán e intentarán arrancar los carteles (de hecho como era previsible, los energúmenos de siempre ya se han apresurado a hacerlo) y habrá que repararlas y reponer los carteles continuamente, porque a algunos no les interesa verlos, ni que los demás los vean. Su principal aliado en los atropellos y abusos que cometen, es precisamente la ignorancia o la posibilidad de escudarse en ella. Y ya no podrán seguir haciéndolo.

 Hoyo tiene un inventario de caminos públicos, han sido colocados por todo el municipio carteles informando sobre las zonas del municipio que son visitables y las que no lo son y los senderos habilitados para uso público, el propio PRCAM se ha involucrado en la protección de uno de los parajes más valioso y frágil de Hoyo… No será por falta de información.:
 
 
Nacho Morando, septiembre 2017