. .

PLAN DE GESTIÓN DE LA FINCA

     La gestión de este singular y valioso enclave, viene condicionada por los dos principales problemas que su adecuada conservación plantea, íntimamente ligados entre sí :

1.- RIESGO DE INCENDIO FORESTAL.

2.- DAÑOS POR EXCESIVA PRESIÓN SOCIAL (masificación de la práctica ilegal de actividades deportivas o de ocio tales como la escalada, el senderismo, MTB o Trail Running fuera de los
itinerarios establecidos para el uso público en Hoyo de Manzanares, y en ocasiones por sendas abiertas de forma ilegal).

     En consonancia con esta problemática, y consciente de la responsabilidad que la gestión de un espacio protegido como éste conlleva, la propiedad cuenta con un Plan de Gestión Forestal aprobado por la Comunidad de Madrid.
 El Plan fue realizado por cualificados profesionales del sector forestal partiendo de un exhaustivo estudio previo de la realidad física de la finca. Para realizar el estudio fue dividida en siete zonas ó cantones, de cada uno de los cuales se hizo un minucioso estudio de detalle para analizar su estado y problemática y determinar sus necesidades específicas.
     Una vez hecho este estudio previo, que incluyó un importante trabajo de campo, se establecieron seis usos para la finca:

USO DE PROTECCIÓN.
Es el uso prioritario de la finca, en torno al cual giran todos los demás. Dos son las líneas básicas de actuación:
-     disminución de biomasa muerta.
-     disminución del impacto por excesiva presión social.
USO DE CONSERVACIÓN.

Conservación de especies de gea, flora y fauna.
USO CIENTÍFICO Y DE RESERVA.
Colaboración con diversas organizaciones públicas y privadas en programas de investigación, formación, divulgación y recuperación de fauna autóctona.
USO CINEGÉTICO.
Reducido únicamente al necesario control de la población de jabalíes, estando prohibida la caza de cualquier otra especie.
USO DE PRODUCCIÓN.
Prácticamente testimonial, y reducido a la extracción de corcho y la apicultura.
USO RECREATIVO Y EDUCACIONAL.

Aula Apícola Sierra de Hoyo.